domingo, 3 de febrero de 2008

Crónica de un sábado.

Pensó que iba a dormir ese sábado, sin nada que hacer, sin prisas, sin planes, pero ya a las 9 de la mañana un timbre lo despertaba y lo sacaba del dulce sueño que hacía horas le acompañaba.
No quedó otra que levantarse a abrir, de repente recordó que tenían que hacerle entrega de un encargo que había hecho para el sábado por la mañana, pero nunca pensó que fuese a primera hora.
Tras acabar con ello se refugió tras un café y el humo espeso de un cigarro, quedaba todo un día por delante y pocas fuerzas para hacer nada.
Tenía que salir a hacer la compra, siempre le faltaba alguna cosa, esto de ser “independiente” tenía sus inconvenientes, uno de ellos, tener que ocuparse el mismo de todo, así que manos a la obra, a salir de compras, preparar algo que comer y toda la tarde para dedicársela a el mismo, tenía pensado leer mientras le acompañaba una buena música de fondo.
Estaba comiendo cuando su móvil sonó, lo esperaban para tomar unas cervezas, así en frio no le apetecía demasiado, pero bien mirado, el libro podía esperar unas horas, así que terminó, se relajó delante de un café y fue a su cita.
Las cervezas se convirtieron en toda una tarde de ellas acompañadas de bocanadas de marihuana, a veces una tarde de diversión se convertía sencillamente en eso, un tiempo en buena compañía, con extensa conversación mientras el olor a hierba se esparcía en el ambiente.
Este año volvería a plantar algunas semillas, sería la única cosa que tendría que cuidar, cada vez tenía menos pertenencias en este mundo, unas plantas no supondrían demasiadas ataduras ni problemas.
Había sido un sábado relajado al fin y al cabo, de charlas, lo terminó con otra cerveza, liando papel de fumar y escuchando a Sabina, que al fin y al cabo, también tenía lo suyo.
Contigo.

Yo no quiero un amor civilizado,
con recibos y escena del sofá;
yo no quiero que viajes al pasado
y vuelvas del mercado
con ganas de llorar.
Yo no quiero vecinas con pucheros;
yo no quiero sembrar ni compartir;
yo no quiero catorce de febrero
ni cumpleaños feliz.
Yo no quiero cargar con tus maletas;
yo no quiero que elijas mi champú;
yo no quiero mudarme de planeta,
cortarme la coleta,
brindar a tu salud.
Yo no quiero domingos por la tarde;
yo no quiero columpio en el jardín;
lo que yo quiero, corazón cobarde,
es que mueras por mí.
Y morirme contigo si te matas
y matarme contigo si te mueres
porque el amor cuando no muere mata
porque amores que matan nunca mueren.
Yo no quiero juntar para mañana,
no me pidas llegar a fin de mes;
yo no quiero comerme una manzana
dos veces por semana
sin ganas de comer.
Yo no quiero calor de invernadero;
yo no quiero besar tu cicatriz;
yo no quiero París con aguacero
ni Venecia sin ti.
No me esperes a las doce en el juzgado;
no me digas volvamos a empezar;
yo no quiero ni libre ni ocupado,
ni carne ni pecado,
ni orgullo ni piedad.
Yo no quiero saber por qué lo hiciste;
yo no quiero contigo ni sin ti;
lo que yo quiero, muchacha de ojos tristes,
es que mueras por mí.

11 lo ven a su manera:

Hasta los cojones. dijo...

Tranquila, el cabreo ya se te pasara. Je, je, je…
Lo de los novecientos es de lo más curioso e interesante.
Siempre he sentido una gran envidia (sana, por supuesto) por los artistas. Estos dos son increíbles, más que nada por que conseguir ese realismo solo con bolígrafos es como de magia.
Lo de las pieles de los pobres animales es tan fácil como “ojos que no ven…” Y como hay demasiado intereses, pues que hay vendas para todos 
Grande sabina y si va acompañado de Maria la Güana, mejor que mejor ;)

Besos gordos. Siento no pasarme mas a verte, pero ya sabes…

Sakkarah dijo...

Uno no puede planear nada, siempre van saliendo cosas que nos desvían de lo planeado.

Un beso.

Gambutrol dijo...

Ayyy... los porritos... echo yo de menos fumarme uno... pero no, me lo tengo prohibido, llevo ya unos años sin probarlos y así seguiré... de momento.

Por cieeeeerto, ya vi la nuva foto "sesy" q te has puesto...:P

Javier dijo...

Nunca se sabe que va a deparar un día, así tengamos un cronograma planeado y las cosas cambian en cuestión de segundos.

Besos

glauka dijo...

Cada día viene con su propia intención ... el mmío pintaba tranquilito, descansado, y borrachera nocturna de despedida ... pues madrugón por insomnio, estropiciada la vaporeta la limpieza se fue al cuerno, a carreras al centro a una farmacia de guarida por algo con lo que no contaba ... y no hbo borrachera nocturna, para rematar. En fin, otra vez será.

montse dijo...

Hasta, me encantas, jejejeje, del tirón me das el repaso, (uis, que raro ha sonado eso, pero vamos tu ya me entiendes), y lo que valoro es que te pases, no importa lo amenudo que sea, bastante de culo vas,jejeje.
Muacsssssssss.

Sak, no hay nada que me guste más que la aventura, no planear nada, total ¿para que?, mejor dejar al factor sorpresa.
Muasckiiiiiiiiiiis.

Di que si Gambu, que esas cosas son "caca" jejejeje, pero bueno, una vez al año no hace daño que decía aquel, y ya me has trasvalsado (no se com es diu en castellà), yo he puesto una foto nueva??? donde??? sexy???, a que no soy yo???, jajajaja, ya me lo dirás que estoy intrigada.
Muascalasssssssssssssss.

Javi, desde luego todo cambia, y en cuestión de segundos, hay está la sal de la vida, jejeje.
Muuuuuuuuuuuxxchhhhhhhhh.

Glauka, lo del madrugón imperdonable, lo de la vaporeta que quieres que te diga, hasta es de agradecer, jejeje, las carreras jo que pereza y más si son a una farmacia (claro que depende de lo que vaya una a comprar), y lo de la fiesta nocturna hay que recuperarlo como sea.
Muacssssssclasssssssssssssssss.

P.D. Se me acababa el repertorio de besos varios.

txusman dijo...

ni bebo, ni fumo... pero podría hacerlo, pero escuchar a Sabina...no,
no... me quedo leyendo...
Sabina... ni arto de, grifa ni borracho, ni por hacer un favor...
saludos.

Odiseas dijo...

Pues mira que Sabina no me mata ni me da por escuchar sus canciones, pero leyéndote a ti y la letra de la canción... como que me ha encantado lo que dice!

Muy cierto todo ¡Vaya que sí!

Besosssssss!

isla_errante dijo...

Hola guapa como estas? ya respondes pareces mejor , no se te notaba ausente , Sabina el gran maestro de la vida , el que nos enseña a vivir de formas no establecidas , el gran trovador .
crónicas de un sábado ,me ha gustado ¿lo escribes tu?.
¿ un Besos o no?

montse dijo...

Txusman, Sabina no es nada del estilo de AC-DC, pero tiene su puntito, ta claro que si me harto yo de grifa y me emborracho, no escucho ni a uno, ni a otros, directa a sobarla, jajajaja.
Muacsssssssss.

Odiseas, esta bastante bien esa letra, aquello del ni contigo ni sin ti, cada uno en su casa y dios en la todos, en fín, que a mí también me gusta esta.
Muacsssssssssssss.

Islitaaaaa, jejejeje, Sabina un buen "ejemplar", jejeje. Po zi escribí la crónica de un sábado en un ratillo de aburrimiento, es lo que tiene tener sueño e irse a dormir, y besos siempre a cientos mi niña.
Muacssssssssssssssssssssssssss.

jnj dijo...

¿Alguien sabe a qué tipo de pucheros se refiere Sabina? A mí sí me gusta el tipo.