domingo, 30 de noviembre de 2008

Reflexoterapia.

“Las extremidades inferiores son como las raíces para un árbol”: según se encuentren nuestros pies, así estará el resto de la persona. Éste parece que es el lema de la reflexoterapia, una disciplina milenaria que, mediante presiones en puntos concretos de las plantas pie conecta con todos nuestros órganos. Las manos expertas detectan enseguida el mal funcionamiento de un órgano, si al presionar en las zonas reflejas de la planta del pie experimentas dolor, significa que algo anda mal en el órgano correspondiente.

China es uno de los países más avanzados en esta disciplina, pero fue el doctor norteamericano William Fitzgerald quien, hace 70 años, determinó la división del cuerpo en diez zonas verticales y cuatro horizontales, esquema que se repite en la planta de nuestros pies. Así fue como esta disciplina se acercó al mundo Occidental, aunque se han encontrado pinturas y papiros del Antiguo Egipto que ya se referían a esta ciencia incluso los hindúes la practican. Otros dicen que los primeros en usar la reflexoterapia fueros los indios que la heredaron de los incas. Se han hallado pinturas de esta técnica en la pared de la tumba de Ankmahor, en Skkarah, conocida como la tumba de los médicos, alrededor del año 2330 a. C.
Lo cierto es que puedo decir que antes de que un médico de los que llamamos convencional me detectase una anomalía me fue detectada por un experto en reflexoterapia, y que, que os voy a contar, que además de terminar con el problema, un masaje en los pies es todo un lujo, unas manos que saben dónde y cómo presionar la planta del pie, pueden llevarte al éxtasis.

2 lo ven a su manera:

fire dijo...

jo niña...
yo kiero masaje....ç
ami nunca me dieron masajes en los pies....ufff...
cuantas cosas me he perdido en la vida....¡¡¡

por cierto....me pusistes el vello de punta con la hsitoria de los niños albinos...
yo tambien lo vi en tv hace uin par de dias.... estremecedor mont...¡¡¡¡

Anónimo dijo...

que tipo de masaje utilitzas en niños con déficit de atención,
un saludo