lunes, 10 de noviembre de 2008

Planeta Perro.

Hola, soy una perra de raza indefinida, sin pedigrí ni referencias de criadores, una perra de "estar por casa" al fin y al cabo.
Como la mayoría de mis congéneres vivía tranquila en mi entorno, un buen día hace ya mucho, "mi dueño" me metió en su casa, nunca supe muy bien porqué, pero tampoco le quise dar mayor importancia a ese hecho, se estaba bien allí, y yo crédula de mí, pensé que el también era feliz, que le gustaba mi compañía.
Me trataba muy bien, me daba mimos y caricias, cepillaba mi pelo, cuidaba de que no pasara frio, jugaba conmigo y se reía al hacerlo, parecía feliz.
Ahora que ya me había acomodado yo en el cojín que me había puesto para que durmiese a sus pies, me lo ha quitado, mi cojín, mi hueso, mi pelota.
Creo que se ha cansado de cepillarme, de pasearme, de jugar conmigo y no acabo de entender el porque, yo creo que he sido un perro fiel, nunca le he mordido, siempre procuré no ensuciar nada, no le he roto ninguna de sus cosas, pero ha debido cansarse de mi compañía porque ayer al salir a pasear, cuando yo andaba olisqueando unos matojos se acercó, acarició mi lomo con su típico de gesto que yo siempre entendí de cariño y se marchó sin mí.
No entiendo porque me acomodó en su casa si no quería un animal de compañía, no debió tomarme como mascota si no iba a ser responsable de sus actos, soy un perro, pero creo que cada uno ha de ser consciente de las responsabilidades que asume, aunque por lo visto el género humano no es así.
Eso me hace sentirme orgulloso de ser perro, mi naturaleza me hace ser fiel a mi amo y no lo traiciono ni abandono, alguna ventaja teníamos que tener los canes, ¿no?. Al menos, nos queda el sentido de la lealtad.
Para todos los abandonados, desde el corazón de Mont del Planeta Perro.

4 lo ven a su manera:

Gambutrol dijo...

Tremendo... realmente tremendo. Una vez lei algo parecido no sé donde, que me ha recordado a este texto.

Uff... se me queda un mal cuerpo cuando a veces me mandan cosas como esta para leer. Y encima es que nos pones la foto esa dle perrito ese que está para comérselo.

Mira yo no soy muy amigo de los animales, aun teniendo perro (y gato nuevo, un día os hablaré de él), pero cuando veo un perro abandonado por la calle, es que se me encoje el corazón... me lo llevaría a casa, pero no puedo.

montse dijo...

Hoy me siento un poco perro Gambu, pero nada más lejos de mi intención que dejar con mal cuerpo.
Yo de ti nunca me llevaría nadie a casa, corres el riesgo de que salga corriendo o de que te muerda, te lo dice perro viejo, pero esa es otra historia que otro día te contaré.

Sakkarah dijo...

¡Qué tristeza da...! No sé como pueden hacer eso.

Yo tengo un perro, y el día que falte sé que lo pasaré muy mal.

Muchos besos.

txusman dijo...

yo jamás lo haría, te lo aseguro.
saludos