lunes, 21 de mayo de 2007

Montserrat

Este domingo estuve en Montserrat, he ido muchísimas veces, pero siempre me sorprende esa montaña, soy de las que piensa que tiene “algo” especial, sobre todo en sus atardeceres y amaneceres.
Me encanta perderme montaña arriba, aunque es prácticamente imposible no encontrarte gente, desde paseando, haciendo fotos (yo siempre hago), extranjeros mirando con cara de embobados, escaladores con sus arneses y demás, etc.
Es un macizo único en el mundo por sus características geológicas, fue declarado parque natural en 1987 y se puede disfrutar de lo lindo, desde practicar montañismo para los aficionados, visitar el monasterio, el museo, distintas exposiciones que suelen haber, audiovisuales, caminatas y paseos por la montaña.
El más típico de los paseos es ir por el Camino de la Santa Cova, (aunque tambien se puede bajar en el funicular si uno quiere ahorrarse el tramo de desnivel, aunque vale la pena bajar andando) así se llega a la capilla donde se situa el descubrimiento de la imagen, son unos 30 o 40 minutos andando.
Cuenta la leyenda que unos pastores estaban pastando sus ovejas cerca de Montserrat y descubrieron la imagen de madera en una cueva, en medio de un misterioso resplandor y cantos angelicales. Por órdenes del obispo de llevarla a la diócesis, comenzó la procesión, pero no llegó a su destino, ya que la estatua cada vez pesaba más, su peso iba aumentando increíblemente y se hacia imposible de manejar, como si no quisiera irse de la montaña. Entonces fue depositada en una ermita cercana, y permaneció allí hasta que se construyó el actual monasterio benedictino.
Esta leyenda no se ha podido confirmar. También se cree que los primeros monjes del lugar consiguieron una estatua que fuera de acuerdo con la iglesia románica original. Se cree que dicha estatua es la misma que ahora se venera y que fue puesta cerca del retablo o contra una pared, ya que lo negro de la estatua no está cuidadosamente distribuido.
Que rollazo os estoy contando, y solo quería deciros lo que me gusta esa montaña, sus bosques, sus rutas, ver como escalan, ir en plan “mochilero” como yo lo llamo, subir y bajar y acabar tirada en medio de la plaza a la entrada del santuario con la mochila por almohada, jejejeje.
Pues eso, aquí os dejo alguna de las fotos que hice el otro día y que ya no se donde meter, jejejejeje.
Espero que os gusten.

2 lo ven a su manera:

fire dijo...

Que bnitas las fotos mont...
ya sabia yo de tu aficion por el senderismo y la montaña....
lo k no sabia eske hacias fotos tan bonitas...
yo fui una vez a monserrat...y lo recuerdo precioso...
un beso niña...

luz dijo...

Me encanta
muy interesante, muy bonitas las fotos, y tu como siempre brillante
muasckis ojazos pesiosos.
besos de luz